Con la llegada de la primavera se acerca la época de la celebración de comuniones.

Si todavía estáis con los preparativos, además de escoger el restaurante para celebrar la comunión, también tendréis que empezar a buscar el vestido o traje de comunión. Es un día mágico para los niños y a los padres nos gusta que vayan bien guapos.

¿Lo primero? Escoger juntos el traje o vestido de comunión.

Vestido de comunión para niñas

Desde hace ya algunos años la tendencia para las niñas son los vestidos de líneas sencillas y muy cómodas, con corte clásico pero con un aire fresco y renovado gracias a los detalles y acabados.
Vestidos que transmiten frescura y alegría, realizados con tejidos naturales y que aportan gran sensación de libertad. Una buena idea es cortarlo cuando pase la fiesta para darle uso en otras ocasiones o, si prefieres, comprar ya corto, que también se lleva.

comunión niñas

Trajes de comunión para niños

En cambio para niños, pantalones combinados con camisas blancas adornadas con detalles en los ribetes, cuello y/o puños. Sin olvidar el traje de marinero con un aire más moderno. También las americanas y pantalones de lino, las chaquetas de corte oriental, el color gris, los fulares, incluso los colores flúor y estampados arriesgados. Lo más importante es que el niño esté a gusto con lo que lleva, por ello, cuenta siempre con su opinión.

comunión niños

 

¿Y qué pasa con los adultos?

Os damos una serie de consejos sobre código de vestimenta en este tipo de celebraciones.

Las primeras comuniones son actos más austeros que las bodas. La madre del niño o niña puede ir perfectamente con un traje de chaqueta (es válida tanto la falda como los pantalones) en colores pastel o con un vestido de cóctel sin más complementos que un bolso de mano. No se recomiendan los tocados y, si el acto es de mañana y se quiere llevar un complemento a la cabeza, es mejor una pamela o sombrero discreto.

Para los hombres, traje. Evitaremos en los trajes los colores claros y los demasiado oscuros o tejidos gruesos que nos recuerden el invierno. En cuanto a las corbatas, puede existir una cierta libertad pero no debemos olvidar que se trata de una ceremonia religiosa, por lo tanto, recordamos la austeridad y la sencillez que debería regir este tipo de actos.

Sea como sea, sabes que en La Boella organizamos comuniones y disponemos de menús de primera comunión en Tarragona. Aquí puedes disfrutar de una deliciosa comida en un marco incomparable donde quedar muy bien con tus invitados. Además, en nuestros jardines los niños podrán pasárselo en grande gracias a nuestro equipo de animación para niños.

Fuente [1] [2]