El aceite de oliva forma parte de nuestra cultura culinaria y es una fuente inagotable de beneficios para nuestra salud. Des de la antigüedad, el aceite de oliva se ha utilizado para elaborar numerosos remedios y curas contra diversas enfermedades de toda índole. Aquí te explicamos algunas de sus aplicaciones más comunes.
El aceite de oliva puede ser un ingrediente natural excelente en la elaboración de bases para realizar masajes. Si mezclas aceite de oliva virgen con unos cien gramos de flores de manzanillas (previamente secas) y aplicas la mezcla sobre las articulaciones, tendrás un excelente remedio contra la artrosis.

 

cucharaoliva

 

Para elaborar una cura contra el acné con aceite de oliva deberemos mezclar 100 gotas de aceite esencial de lavanda con aproximadamente un cuarto de litro de aceite. Después masajear la mezcla resultante por la zona afectada.

El aceite de oliva también nos puede ayudar en la lucha contra el tabaco. Se dice que la ingestión en ayunas de cinco cucharadillas de aceite hará que disminuya lentamente la sensación de adicción característica de la nicotina.
También el propio árbol del olivo puede ser beneficioso para elaborar una receta. La sabiduría popular dice que masticar las hojas de este árbol ayuda a mantener la salud de nuestras encías.

 

Remedios populares con aceite de oliva
Si mezclamos una cucharada sopera de aceite de oliva con un poco de zumo exprimido de limón y nos lo tomamos en ayunas estaremos ayudando a que no se formen cálculos o piedras en la vesícula.
Si alguna vez te haces un corte y quieres que deje de sangrar y que cicatrice rápidamente puedes elaborar una cataplasma con aceite de oliva para taponar la herida. En este caso el aceite de oliva se utilizará mezclado con una hierba silvestre llamada ruda. Cuando la hierba esté seca y en polvo se mezcla con el aceite de oliva y se aplica sobre la herida.
El aceite de oliva incluso está recomendado también para eczemas. En este caso solamente haría falta aplicarlo sobre la zona afectada.

 

receta

 

 Otros remedios con aceite de oliva
Para las hemorroides también recomiendan el aceite de oliva. Deberíamos aplicar sobre la zona un poco de aceite de oliva y sosa, dejándolo sobre la piel hasta que la zona se deshinche.

En los casos en los que se haya diagnosticado otitis, se puede verter un par de gotitas de aceite de oliva sobre el oído y limpiar posteriormente con un palito de algodón.

Si tu problema es cambio es que te has dado un buen golpe puedes rebajar la hinchazón machacando un ajo contra un trozo de algodón sobre el que posteriormente verteremos también unas gotas de aceite de oliva. Dejaremos la gasa aplicada sobre la hinchazón hasta que esta disminuya.

En cambio, si lo que te pasa es que te has quemado demasiado con los primeros rayos de sol, puedes suavizar las quemaduras de la zona aplicando una mezcla de aceite de oliva junto con claras de huevo.

Sea cual sea tu mal, como puedes ver el aceite de oliva te ofrece numerosas posibilidades para elaborar remedios naturales que te sacaran de más de un apuro.