Un estudio realizado por la Universidad de Haifa en el norte de Israel demuestra que la siesta lleva enormes beneficios a la memoria. Este nuevo estudio llevado a cabo en coordinación con el Laboratorio del Sueño del Centro Médico Sheba, en Tel Aviv, e investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Montreal (Canadá) aprueba la siesta como un hábito de comprobables beneficios para la salud y lo recomienda como un estímulo para la productividad de los trabajadores. Una siesta diurna ayuda a la consolidación de la memoria y acelera y mejora la destreza del cerebro.

La persona promedio necesita alrededor de ocho horas de sueño por noche, pero muchas personas, a pesar de estar sanas, continuamente se privan de sueño adecuado, con consecuencias que incluyen fatiga, mala toma de decisiones y un mayor riesgo de accidentes.

Algunos consejos que se extraen de este estudio:

  • Se recomienda en general una siesta corta (20-30 minutos). Este tipo de siesta proporciona un beneficio significativo para mejorar el estado de alerta y el rendimiento sin dejar la sensación de aturdimiento o interferir con el sueño nocturno.
  • Su entorno de sueño puede afectar en gran medida su capacidad para quedarse dormido. Asegúrese de que tiene un sitio de descanso para ir a dormir y que la temperatura en la habitación es cómoda. Intente limitar la cantidad de ruido y el alcance de la luz que se filtra.
  • Si hace una siesta demasiado tarde en el día, podría afectar sus patrones de sueño durante la noche y que complicara conciliar el sueño a la hora de ir a dormir. ¡Cuidado!, Si tiene problemas para dormir por la noche, una siesta sólo amplificará estos problemas.

Beneficios que podemos sacar:

  • Las siestas pueden restaurar el estado de alerta, mejorar el rendimiento y reducir los errores y accidentes. Un estudio de la NASA sobre los pilotos y astronautas militares somnolientos encontró que una siesta de 40 minutos mejora el rendimiento en un 34% y el estado de alerta del 100%.
  • Las siestas pueden aumentar el estado de alerta en el periodo inmediatamente después de la siesta y se pueden extender el estado de alerta de unas pocas horas más tarde en el día.
  • Siestas programadas también se ha prescrito para aquellos que se ven afectados por la narcolepsia, por ejemplo.
  • Dormir la siesta tiene beneficios psicológicos. Una siesta puede ser un lujo agradable, unas mini-vacaciones. Puede proporcionar una manera fácil de conseguir un poco de relajación y rejuvenecimiento.

En el mercado encontramos algunos inventos singulares que promueven el descanso a medio día. Por ejemplo Ostrich Pillow.
Una especie de casco recubierto de cojines que permite aislar cómodamente en cualquier lugar.

ostrichpillow, migdiada, nap

Mientras que la investigación ha demostrado que la siesta es una manera beneficiosa para aliviar el cansancio, todavía tiene los estigmas asociados. Por ejemplo que el hecho de dormir la siesta indica pereza; sólo la hacen los niños y los ancianos; la siesta equivale a perder el tiempo, etc.

Pero debe saber que cuando la fatiga se establece, una siesta rápida puede hacer maravillas por su resistencia mental y física. Y es que la siesta es un lujo que no cuesta dinero y que está al alcance de todos.

Fuente [EN1], [EN2]