A partir del 3 de febrero volvemos a abrir las puertas de nuestro restaurante con nuestra ya tradicional propuesta de calçotadas exclusivas.

La Boella ha diseñado un menú de calçotada por 45€ por persona.  Incluye los aperitivos, calçots y parrillada de carnes, todo ello regado con vinos catalanes, en los privilegiados jardines de La Boella.

Saludables y sabrosos. Así son los calçots, uno de los manjares más apreciados de la despensa catalana y que en La Boella preparamos al estilo tradicional: se pueden comer calçots a la brasa con sarmiento y acompañados de salsa romesco. Esta típica salsa en las calçotadas acompaña esta típica variedad de la cebolla cuyos orígenes están en la población de Valls a finales de siglo XIX.   Los calçots es una delicia de ligero sabor dulce, con propiedades nutritivas, diuréticas y tonificantes y para tomar con las manos, que puede disfrutarse a partir del 3 de febrero y durante toda la temporada de calçots en el marco de una antigua masía del S. XII rodeada de 6.500 m2 de jardines y más 110 hectáreas de olivar.

Nuestra propuesta incluye un aperitivo a base de olivas arbequinas de la finca, coca de recapte, dados de queso y fuet acompañados de pan tostado con tomate, los calçots con romesco y, como platos fuertes, butifarra y morcilla del Perol, longaniza, costillas de cordero, panceta ibérica, patatas de Prades “al caliu”, alcachofas del Prat “al caliu” y el clásico salteado de judías blancas. 

El menú incluye también un pre-postre, un postre y vinos y Cava para acompañar. Los aperitivos y la caçotada se sirven, como  marca la tradición, al aire libre en los jardines de la finca, mientras que la parrillada se ofrece en los coquetos salones de la masía.

El precio del menú es de 45€ por persona y para los niños de entre 2 y 12 años el precio es de 18€.

Más información y reservas: +(34) 977.77.15.15