El Delta del Ebro es la localización de un producto de proximidad omnipresente en la gastronomía catalana: el arroz del Delta del Ebro.

Situado en Tarragona, El Delta del Ebro es el tercer delta más importante del Mediterráneo, después de los deltas de Nilo y del Ródano. Su extensión abarca más de 32000 hectáreas, dedicadas en su gran mayoría al cultivo del arroz. En el Delta del Ebro se cultivan cada año alrededor de 135 mil toneladas de arroz, por lo que podemos considerar al Delta del Ebro como una de las mayores despensas de arroz del Mediterráneo.

Las cualidades y virtudes de las variedades de arroz del Delta del Ebro lo convierten en un producto de proximidad muy preciado por los grandes chefs de la gastronomía mediterránea.arrozales-del-delta-del-ebro

 

Historia del cultivo del arroz en el Delta del Ebro

El cultivo del arroz en el Delta del Ebro es bastante reciente. Comenzó a desarrollarse en el siglo XIX tras la apertura de los canales del Ebro (los llamados canal de la derecha y canal de la izquierda). Estos canales permitieron inundar las tierras del Delta con agua dulce procedente del Ebro para facilitar así el cultivo del arroz. Y así fue como el sistema de cultivo arrocero se convirtió en el núcleo central de la vida del Delta del Ebro, dando trabajo a la mayoría de habitantes del Delta, e incluso de otras regiones de la Península.

Por aquel entonces el cultivo del arroz se realizaba a mano con la ayuda de utensilios tradicionales y de animales: desde el plantado, pasando por la fase de abono, escardado y por último la siega.

Actualmente estos procesos, en su gran mayoría, se realizan con métodos industriales. Aunque existen aún pequeñas explotaciones que prosiguen con los métodos tradicionales, ayudando así a la promoción de la cultura del cultivo del arroz.

 

¿Cómo se cultiva el arroz del Delta del Ebro?

El ciclo del cultivo del arroz comienza en el mes de abril y culmina en el mes de septiembre con la siega del arroz.

campos-de-arroz-delta-del-ebro
Campos de arroz en el Delta del Ebro

 

A finales de cada año se cierran las compuertas de las acequias, dejando los campos inundados de agua, para que se vaya evaporando. A finales de febrero, se empieza a trabajar la tierra, ya seca, para prepararla para el nuevo cultivo. En abril se vuelven a abrir las compuertas de las acequias y se vuelven a inundar los campos para proceder posteriormente, en junio, a la plantación del arroz. Y en septiembre se procede a la recogida de este tan esperado cereal.

 

Variedades de arroz del Delta del Ebro y sus diferencias

El arroz del Delta del Ebro es un producto DOP (Denominación de Origen Protegida) y se engloba dentro de la categoría comercial “Extra”. Todas las variedades proceden de la especie Oryza Sativa, L. Estas variedades son: Bahía, Tebre, Fonsa, Gleva, Montsianell y Bomba.

Todas las estas variedades cultivadas en el Delta del Ebro se caracterizan por su gran calidad, la homogeneidad en sus granos, y por poseer una gran uniformidad a la hora de su cocción. La gran capacidad de absorción de sabores de estos granos de arroz les hace ser excelentes productos para la gastronomía.

Las variedades Tebre, Fonsa y Bahía son prácticamente iguales en cuanto a producto final se refiere. Solo presentan algunas diferencias en las fases del cultivo de éstas.

La variedad de arroz que presenta más diferencias frente a las otras es el famoso arroz Bomba, ya que necesita muchos más cuidados que el resto de variedades durante su cultivo. Además, es una variedad de la que se extrae muy poca producción en comparación al resto de variedades (solo cuatro toneladas por hectárea). Todas estas características propiciaron que el arroz Bomba llegase prácticamente a su extinción, pero gracias a sus grandes virtudes y al aumento de la demanda ha vuelto a cultivarse de nuevo.recetas-tradicionales-catalanas-con-arroz-del-delta

 

El arroz del Delta del Ebro en la recetas de cocina tradicional catalana

El arroz del Delta del Ebro es un producto de proximidad utilizado en los mejores restaurantes catalanes.

En el recetario tradicional catalán encontramos varios platos con el arroz como ingrediente principal. Y es que esta zona del Mediterráneo es gran consumidora de arroz. Lo encontramos en las recetas típicas de «Mar y Montaña», y en aquellos platos típicos costeros. Y en la mayoría de estos platos arroceros, la estrella, es el arroz bomba. Su principal atractivo: la cualidad de poder absorber y retener grandes cantidades de caldo sin llegar a pasarse.

En nuestro restaurante en Tarragona, restaurante La Boella, ofrecemos una cocina con recetas tradicionales catalanas utilizando siempre productos de temporada y proximidad. El arroz Bomba es el preferido por nuestro chef, Manu Ramírez, para la elaboración de los platos de arroz como el arroz de payés con costillas y verduras, presente todo el año en nuestra carta, o el arroz de setas y conejo, una receta arrocera típica de la temporada de otoño.