Saber cómo catar un vino puede parecer complicado, ¡pero no lo es! Te explicamos los pasos básicos para que disfrutes todavía más de tu próxima copa.

Para cualquier sibarita que se precie, beber buenos vinos es uno de los mayores placeres. Pero beber y degustar un vino son dos acciones bien diferentes. Cuando degustamos un vino nos deleitamos con su aroma y su sabor, y si sabemos apreciar todos sus componentes y diferencias lograremos disfrutar al máximo de nuestra experiencia. Esto lo conseguiremos siguiendo los pasos de una cata.

 

Guía práctica: ¿Cómo catar un vino?

Catar un vino es un acto sencillo al alcance de todos. No hace falta ser un experto sumiller para lograrlo.

Una cata es el equivalente a realizar un análisis sensorial del mismo. Sólo necesitamos estar atentos, abrir nuestros sentidos y seguir algunos pasos básicos que os detallamos a continuación.

Cómo catar un vino - vinoteca de La Boella en Tarragona

 

Pasos a seguir para la correcta cata de un vino

Antes de comenzar a degustar correctamente un vino deberemos tener en cuenta algunos aspectos que nos ayudaran a optimizar los resultados y nos facilitarán la operación:

  • El espacio donde vayamos a realizar la cata. La sala deberá estar bien ventilada, donde no existan olores previos (como por ejemplo el olor a tabaco) y que esté bien iluminada (a poder ser con luz natural).
  • Las copas donde vayamos a servir el vino a catar deben ser de cristal transparente.
  • La temperatura del vino. La temperatura irá en función del tipo de vino:
    • los vinos dulces de 7 oC a 10 oC,
    • los tintos jóvenes de 14 oC a 16 oC,
    • los tintos crianza de 16oC a 18 oC,
    • los rosados de 10 oC a 12 oC
    • los vinos blancos jóvenes y cavas de 6oC a 9oC
    • los vinos blancos con barrica y los rosados de 10 oC a 13 o

Una vez tengamos esto controlado, podremos empezar con la cata propiamente dicha. Pasaremos entonces a realizar las 3 fases de las que consta una cata: la fase visual, la fase olfativa y la fase degustativa.

 

Fase visual

El color del vino es un elemento fundamental que nos dará pistas sobre el tipo de vino. Por regla general los vinos más oscuros suelen ser más fuertes y con olores más potentes. Otro aspecto visual a tener en cuenta es la densidad. Esto lo podremos apreciar a través de las lágrimas que caerán por la copa una vez hayamos movido la copa de vino. Cuanto más tarden las lágrimas en caer, más denso será el vino y por lo tanto, tendrá más concentración de alcohol.

Observando el vino a través la copa podremos apreciar también su limpieza y transparencia, si está limpio y brillante, o si está turbio o velado. Si está mate y apagado puede indicar que tenga defectos. Si está apagado podría ser que en boca se sintiera igualmente apagado.

La espuma que se forma al verter el vino también nos puede dar pistas sobre el estado del vino. Si la espuma no tiene ninguna coloración se tratará de un vino joven. Si por lo contrario es una espuma tintada nos indicará que se trata de un vino con crianza.

Consejos: Para poder apreciar todos estos aspectos, una vez servido el vino en nuestra copa, decantaremos esta última a contra luz o bien sobre un fondo blanco (ej: servilleta o mantel blancos), y observaremos bien estas características.

Cómo catar un vino - fase visual de la cata de un vino

 

Fase olfativa

En la fase olfativa existen dos tiempos (o tres dependiendo de la complejidad del vino):

  • Primero oleremos en vino metiendo la nariz en la copa, sin agitar previamente la copa, para poder apreciar los denominados aromas primarios (los propios de la variedad de la uva). En estos aromas predominan las series frutales, florales, minerales y en ocasiones especiadas.
  • Luego agitaremos la copa, en forma circular para que se desprendan los aromas denominados secundarios. Estos aromas son los surgidos de la fermentación. Los vinos jóvenes suelen tener más aromas secundarios que el resto de vinos.
  • En el caso de los vinos con crianza, agitaremos una segunda vez la copa para apreciar los aromas terciarios, aquellos procedentes de la propia crianza. Para los aromas de crianzas las gamas se multiplican: flores, frutas, miel, madera, café, etc.

Cómo catar un vino - fase olfativa de la cata de vinos

Fase degustativa

Se trata de la tercera y última fase, en la que pasaremos a probar el vino “en boca”. Esta fase también se desarrolla en dos tiempos:

  • Esta primera parte se denomina fase del ataque. Primero realizaremos un pequeño sorbo pero sin llegar a tragar el vino. Pasaremos el vino de un lado a otro de la boca y trataremos de descubrir los sobres básicos: dulce, ácido, salado y amargo. Después intentaremos determinar la textura si es sedoso, o aterciopelado, etc.
  • En la segunda parte tragaremos el vino y analizaremos el aspecto denominado retronasal. Una vez hayamos tragado el vino expulsaremos el aire por la nariz y estaremos atentos al tiempo de duración de las sensaciones que nos deje el vino en la nariz. Si por ejemplo percibimos las mismas sensaciones durante un buen rato estaremos ante un vino de larga retronasal.
  • Y por último analizaremos todos los sabores y aromas que persisten en boca una vez ingerido el vino. Si la persistencia en boca dura más de 6 segundos diremos que es un vino con persistencia alta.

 

Catas de vino de nuestra vinoteca

Si te gusta el vino y quieres aprender más sobre las catas, o bien descubrir nuevos y exquisitos vinos y espumosos, acércate a nuestra vinoteca, estaremos encantados de poder ayudarte. Disponemos de más de 250 referencias de vinos  de todo el mundo. También podemos organizar una cata de nuestros vinos, los que elaboramos en nuestra bodega con las uvas plantadas en nuestra propia finca y realizar una interesante visita guiada por la masía.

Cómo catar un vino - vinoteca y bodega de La Boella en Tarragona